LA MONTAÑA DE COVADONGA
MACIZO OCCIDENTAL DE LOS PICOS DE EUROPA (O CORNION)
Por Carmen Piñán y Bernardo Canga   (Fotos: Carmen Piñán)
El macizo occidental de los Picos de Europa, o Cornión, donde se asienta la Montaña de Covadonga, comprende tierras asturianas de los concejos de Amieva, Cangas de Onís, Onís y Cabrales; y leonesas de los municipios de Valdeón y Sajambre. En estas montañas se ubicó durante 77 años el otrora Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, el primero de los espacios naturales españoles que, con marcada protección oficial, fue decretado por ley del 22 de Julio de 1918. Su superficie era de unas 17.000 hectáreas. Este parque nacional fue absorbido de forma "muy particular" por el nuevo Parque Nacional de los Picos de Europa, creado en la primavera de 1995 (y que ahora se quiere, parece ser, bajar de categoría, al transformarlo en tres parques naturales, que serán administrados por las respectivas comunidades autónomas (de Castilla y León, Cantabria y Asturias). Actualmente el Parque Nacional de los Picos de Europa depende del Ministerio de Medio Ambiente, como el resto de los parques nacionales españoles, pero en breve sufrirán cambios en este sentido y cambiarán las competencias.
Los Picos de Europa siempre fueron cotos nacionales de caza. La extensión actual de este parque nacional, situado en los tres macizos de este sistema montañoso, es de 574 kilómetros cuadrados de superficie, siendo por tanto el mayor de España.
Estas montañas, parece ser, que siempre fueron consideradas sagradas. Ya desde la época de los celtas, que veneraban a los elementos naturales y aquí, según se cree, tenían el "Dios Vindius". Después don Pelayo y su famosa victoria contra el ejército moro (gracias a la acción divina, personificada en la Virgen de Covadonga o “Santina” de los asturianos) terminó definitivamente por consagrarlo como el más importante símbolo religioso del Principado de Asturias.
Fue en la conmemoración del XII centenario de esta efeméride cuando el rey Alfonso XIII, a propuesta del primer comisario de parques nacionales, don Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa de Asturias, hizo la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, siendo, además del primero de los españoles uno de los primeros de Europa. Lo triste es que en él se hicieron a lo largo de esos años muchas de las cosas que se prohíben en la ley internacional de parques nacionales ─como aprovechamientos naturales de todo tipo, desde los hidráulicos en los ríos Cares y Dobra, a los mineros en Bufarrera (junto a los Lagos de Covadonga), pasando por los cinegéticos, piscícolas o forestales─.
Don Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa de Asturias, fue además el primer escalador del mítico Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu (junto con Gregorio Pérez, "El Cainejo", un pastor del pueblo de Caín) un gran enamorado de ese parque nacional y de todos los Picos de Europa, pidiendo en su testamento ser enterrado en estas bellas cumbres. En el Mirador de Ordiales está enterrado y en su tumba hay unas palabras suyas que dicen, entre otras cosas : "...Nosotros enamorados de estas montañas en ellas deseamos vivir y morar eternamente, esto último en Ordiales, en el reino encantado de las águilas y los rebecos...".
Una de las principales atracciones turísticas y naturalistas del macizo occidental, son los Lagos de Covadonga, de nombres Enol y La Ercina, situados a algo más de mil metros de altitud sobre el nivel del mar y unidos con el Real Sitio de Covadonga, por una serpenteante carretera de doce kilómetros de longitud (la CO-4). El Enol es un gran lago de origen glaciar que mide algo más de 12 hectáreas de superficie y tiene un calado máximo de veintitrés metros; el lago de La Ercina mide ya sólo 7 hectáreas y tiene actualmente tres metros de profundidad máxima, estando sometido a un fuerte proceso de desecación.
Otros lagos pequeños o simples lagunas de estas montañas son: Las Tremonas o Tremas de Comeya, a menos de novecientos metros de altitud, debajo del Mirador de La Reina; el Bricial, ahora sólo temporal y también sometido a una fuerte desecación (está en una dolina o cuenco glaciar ya con poco material arcilloso o impermeable en su fondo) y a unos 1.130 metros de cota; la laguna Carmen, cerca del Mirado del rey, a unos 1.200 metros de altitud; la  laguna de Cebolleda, también en franco periodo de desecación y a más de 1.800 metros de cota; Jou del Agua, también temporal y casi seca todo el año, a unos 900 metros de altitud; Joulagua o de Ceña,l a casi 1.700 metros de cota; Laguellu, a 1.300 metros de altitud; Llagu de la Cuesta de Táranos, a unos 1.200 metros de elevación sobre el nivel del mar; laguna del Valle del Llagu, también casi seca todo el año y a 1.400 metros de cota; y Llagu de La Forcada, cerca del Alto de Ortiguero, y ahora casi transformado en una sima (Hoyos de Alda), a cerca de 700 metros de cota. A poco distancia de él está la Llaguna de Muñegru.
Bosques milenarios Los principales bosques de especies arbóreas de este macizo occidental son los siguientes: La Matona de Covadonga, que rodea el famoso Monte Auseva; el hayedo de Pome; La Cerezal; Vegabaño; el de la Canal de Trea; el de la Canal de Culiembro (por donde asegura el escritor Claudio Sánchez Albornoz, que escaparon los moros después de la batalla de Covadonga, para seguir por el Cares y Bulnes a la comarca de la Liébana); Entrerredondos; Valdigueru; Cranera; Monte Casaño; El Berezosu; Rubietu; Palomeru; Pelabarda o Canal Vaquera; Jaedo de Corona y valle de Corona. En este último lugar hay una ermita, cerca del pueblo de Caín, y en ella se cree que fue coronado don Pelayo después de la batalla de Covadonga. Los escritores José Ramón Lueje y Teodoro Domínguez de Valdeón, escribieron : "El Rey don Pelayo empieza en Covadonga la reconquista de España y expulsión de los moros; con la protección de la Virgen María los vence en aquellas montañas, los derrota en el valle de Caín, y en monumental batalla los dispersa en Corona, y allí, a la vista de esta victoria, recibe de sus soldados la corona de rey y el homenaje de sus vasallos, edificándose para eterna memoria el santuario de esta virgen, que para recuerdo de tal coronación recibe el nombre de Corona con que conocemos el valle y el santuario...". Muchas personas pasan ahora por este lugar, para realizar la famosa travesía de la Garganta del río Cares, pero muy pocas conocen esta curiosa historia sobre Corona.
En estos bosques tienen su hàbitat natural, por ejemplo, los corzos, jabalíes, zorros, armiños, comadrejas, garduñas, martas, tejones, nutrias, turones, visones, gatos monteses, ginetas, musarañas, topos, erizos, ardillas, lirones, conejos, murciélagos, urogallos, halcones, milanos, alimoches, águilas culebreras, aguiluchos, águilas ratoneras, azores, gavilanes, cernicalos, alcotanes, codornices, perdices, arceas, palomas torcaces, tórtolas, cucos, lechuzas, búhos, autillos, mochuelos, cárabos, vencejos, abubillas, pitos reales, pitos negros, alondras, aviones roqueros, lavanderas, mirlos, petirrojos, ruiseñores, colirrojos, zorzales, currucas, mosquiteros, papamoscas, herrerillos, carboneros, treparriscos, alcaudones, arrendajos, chovas, cuervos, grajillas, cornejas, urracas, estorninos, gorriones, pinzones, verderones, jilgueros, escribanos y trigueros, por citar a algunos mamiferos y aves. También ocasionalmente se refugian en estos bosques, los rebecos, las águilas reales, las águilas perdiceras, las águilas calzadas, los martines pescadores y los buitres leonados. Y muy rara y ocasionalmente, los osos pardos y los lobos (se diga lo que se diga). Actualmente se quiere reintroducir el quebrantahuesos. -----------------------------------------------------------------------                   Ríos y desfiladeros Los ríos que surcan este macizo del Corníón, naciendo en él por lo general, así como formando multitud de gargantas, canales, cañadas o desfiladeros, son los siguientes: Dobra, Pomperi, Pelabarda, del Osu, Junjumia, Las Mestas, Covadonga y Casaño, además del Sella y Cares que lo bordean, muy trucheros y salmoneros. Los afluentes del Sella son principalmente el Dobra, Pomperi, del Osu, Pelabarda, Bustia, Rocica, Provia, Agüera, Esprón, Lluengo, Vallejón, Zamarrón, Vareda, Truégano, Toneyo, Beyera, Carrizal, Huesal, Güeña, Calderón, Violeo, Jaedo, Las Bobias, Tabardín, Junjumia, Umandi, Reinazo o Covadonga, Las Mestas, Resecu, del Texu, de la Fuente Fría y Arganco ; y por su vertiente occidental y ya más alejados de los Picos de Europa, están entre otros el Piloña, Ponga, Viego y Candano o de Los Andamios...
Las principales gargantas o desfiladeros son en este macizo, aparte de las del Cares (que se citarán al hablar del macizo central) el de Los Beyos, el del Pontón, La Jocica, Canal Vaquera y La Canalita
Los pueblos que circundan el macizo del Cornión son: * En la comarca leonesa de Sajambre: Soto Sajambre y Oseja de Sajambre, con las aldeas de Pio, Ribota y Viernes, en tierras leonesas. Y sus majadas más famosas son Vegabaño (donde hay un refugio de montaña en medio de un espeso bosque), Dobres, Beza, LLago, La Olla, Robledo y Pandamones .
* En el concejo asturiano de Amieva: Sames y Amieva. Y sus majadas principales ( "poblos" o "invernales") : El Restañu, Afrentadoriu, Corao, Los Regatos, Texón ,La Mata, Soncabreu, El Collau, Comundi, Entrerriegas, Texoncín, Jou La Texa, Joniella, Salgareu, Los Casares, Angón, Ceremal, Les Torgues, Toneyo, Sabugo, Cuerries, Jou La Perra, El Abedul, Bellanzo, Chamazo, LLaviñeru, Dobreseca, LLano, Pandielles, Calapozu y San Vicente ("Olla de San Vicente")... * En el concejo asturiano de Onís se encuentran los pueblos de Benia y Avín, con las aldeas de Villar, Sirviella, Talavero, Pedrosu y Robledo. Y las majadas más renombradas son: Covón, Entrepeñas, Complengos, Vega de Ario (donde hay un refugio de montaña) Las Fuentes de Onís, Moandi, Vega Maor, Sobrecornova, Parres, Arnaedo, El Cabañayu, Bustaselvín, Belbín, Las Bobias, Redondiella, Soñin de Arriba, Soñín de Abajo, La Güelga, Vega Espines, Brañarredonda y Combeu. * En el concejo asturiano de Cangas de Onís están los pueblos de Soto de Cangas, Gamonedo, Demues, Corao, Mestas de Con, Llano Con y Caño, además de la ciudad de Cangas de Onís (primera capital de España) y el Real Sitio de Covadonga. Y las aldeas de Villaverde, LLenín, Coraín, Abamia (en su iglesia esta enterrado el famoso "Alemán de Corao", Roberto Frassinelli, pionero o "descubridor" de los Picos de Europa, como Guillermo Schulz, Casiano del Prado, el Conde de Saint-Saud, Pedro Pidal o José Ramón Lueje), Grazanes, Beceña, Zardón, La Riera, LLerices, Teleña, Intriago, Isongo, Labra, Tornín, Torio, Nieda, Narciandi, Sagüenzo y Los Pallares (ahora solo cabañas)... Sus principales majadas son Les Llaceries, La Trapa, Las Mestas, Orandi, Peñalba, Moferos (o Boferos), Vega Redonda (donde hay un buen refugiode montañeros), Junjumia, Julparé, Vega La Cueva, Los Redondos, Fana (otrora "palacete de caza" de los reyes) Teón, Comeya, Vega Bricial (antiguamente estas dos vegas fueron grandes lagos), Espadañal, La Tiese (cerca de ella, en Bufarrera, está el área de servicios del parque nacional, con amplios aparcamientos), Enol (con refugio de montaña), El Estellero, El Toyu, Breceña, Les Cuenyes, Casas de Buferrera, Busnuevo, Las Orbiandi, El Escobiu, La Quintana, La Raíz, Bestañar, Collado Argomal, Severín, El Toral, La Huesera (Güesera), La Llomba, Tarañadios, Río Verde, La Corona, Acebedo, Humartini (Gumartini), Cantu Los Claveles, Moroñes, Tresllué, El Pisón, Pelordaña, La Cobertoria, Pan de Colines, Uberdón, Reblengas, Piedra del Llagu, Los Acebos, La Canaleta, Sohornín, Vega del Huertu (junto al famoso "Pozu del Alemán") Vega del Paré, Vega Ceñal, El Resecu, El Tolleyu, Vega La Piedra, La Rondiella, La Ciarda, Orrial, La Vallisca, Justillagar, Gustaguerra y Prioru Altu y Prioru Baju...
También hay otros pueblos en la comarca leonesa de Valdeón y en el municipio asturiano de Cabrales, que rodean a este macizo occidental de los Picos de Europa, pero ya más apartados de la Montaña de Covadonga... Entre otras afamadas majadas de esas demarcaciones están, por ejemplo: Carbanal, Mesones, Corona, Trea, LLos, Las Dorniellas, Moñero, Aliseda, Culiembro, Ondón, Ostón, La Viña, Las Fuentes, Las Envernadas y Pregueles... Y los típicos pueblos de La Molina, Canales, Ortiguero, Poo y Arenas de Cabrales, así como Caín y Camarmeña.
La cumbre más elevada de este macizo occidental de los Picos de Europa, es la Peña Santa de Castilla, con 2.596 metros sobre el nivel del mar. Siendo otros picos de más de dos mil metros, los siguientes: Peña Santa de Enol (o Torre de Santa Maria), Torre de Enmedio, Torre del Torco, Torres de Cebolleda, Picu de Les Tres Maríes, Picu de Los Traviesos, Torre Bermeja, Picu de la Cabra Blanca, Picu de la Canal Parda, La Aguja de Enol, Torre Parda, Picu Los Estribos, Torrezuela, Picu Los Cabrones, Tiru La LLera, Los Moledizos, Torre Ciega, Picu La Garita Cimera, Picu de Los Asturianos, Picu La Robliza, Picu El Cotalbín, Peña de Cueva Blanca, Picos de Pambuches, Picu Punta del Verde, Porru La Capilla, Picu El Requexón, Picu Cuetalbo, Altos de La Canal, Punta Extremera, Picu La Jorcada, Torre de Lueje, Torres de Los Argaos, Picu La Verdelluenga, Picu Los Tres Poyones, Porru La Mazada, Picu de la Canal Vaquera, Torre de los Cabritos, Picu Cotalba, Picu Cuvicente y Picu El Camperón...
Finalmente diremos que las principales vías de acceso a este macizo son las siguientes: La carretera de Covadonga a los Lagos Enol y La Ercina (CO-4), la carretera local de los puertos del Pontón y Panderruedes al valle de Valdeón (y pueblo de Caín y Garganta del río Cares) y la carretera nacional N-625 que cruza el desfiladero del río Sella o de Los Beyos, entre Cangas de Onís y puerto del Pontón (con ramales y pistas, en Amieva y Sajambre).
En este macizo son muy afamados los quesos de Gamonedo, que fabrican los pastores en las vegas y majadas (citadas anteriormente) a la sombra de los altos picos. Y entre la flora destacan las manzanillas y el té de roca, la genciana, el enebro, la menta y la tila, que recolectan todos los años los lugareños; asi como las castañas, nueces y avellanas...
Hay que reseñar que en toda la Montaña de Covadonga (y en toda Asturias) es muy famosa la denominada Fiesta del Pastor, que se celebra el 25 de julio en la Vega de Enol y está declarada de interés turístico
os Picos de Europa, creado en la primavera de 1995 (y que ahora se quiere, parece ser, bajar de categoría, al transformarlo en tres parques naturales, que serán administrados por las respectivas comunidades autónomas (de Castilla y León, Cantabria y Asturias). Actualmente el Parque Nacional de los Picos de Europa depende del Ministerio de Medio Ambiente, como el resto de los parques nacionales españoles, pero en breve sufrirán cambios en este sentido y cambiarán las competencias.
Los Picos de Europa siempre fueron cotos nacionales de caza. La extensión actual de este parque nacional, situado en los tres macizos de este sistema montañoso, es de 574 kilómetros cuadrados de superficie, siendo por tanto el mayor de España.
Estas montañas, parece ser, que siempre fueron consideradas sagradas. Ya desde la época de los celtas, que veneraban a los elementos naturales y aquí, según se cree, tenían el "Dios Vindius". Después don Pelayo y su famosa victoria contra el ejército moro (gracias a la acción divina, personificada en la Virgen de Covadonga o “Santina” de los asturianos) terminó definitivamente por consagrarlo como el más importante símbolo religioso del Principado de Asturias.
Fue en la conmemoración del XII centenario de esta efeméride cuando el rey Alfonso XIII, a propuesta del primer comisario de parques nacionales, don Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa de Asturias, hizo la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, siendo, además del primero de los españoles uno de los primeros de Europa. Lo triste es que en él se hicieron a lo largo de esos años muchas de las cosas que se prohíben en la ley internacional de parques nacionales ─como aprovechamientos naturales de todo tipo, desde los hidráulicos en los ríos Cares y Dobra, a los mineros en Bufarrera (junto a los Lagos de Covadonga), pasando por los cinegéticos, piscícolas o forestales─.
Don Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa de Asturias, fue además el primer escalador del mítico Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu (junto con Gregorio Pérez, "El Cainejo", un pastor del pueblo de Caín) un gran enamorado de ese parque nacional y de todos los Picos de Europa, pidiendo en su testamento ser enterrado en estas bellas cumbres. En el Mirador de Ordiales está enterrado y en su tumba hay unas palabras suyas que dicen, entre otras cosas : "...Nosotros enamorados de estas montañas en ellas deseamos vivir y morar eternamente, esto último en Ordiales, en el reino encantado de las águilas y los rebecos...".
Una de las principales atracciones turísticas y naturalistas del macizo occidental, son los Lagos de Covadonga, de nombres Enol y La Ercina, situados a algo más de mil metros de altitud sobre el nivel del mar y unidos con el Real Sitio de Covadonga, por una serpenteante carretera de doce kilómetros de longitud (la CO-4). El Enol es un gran lago de origen glaciar que mide algo más de 12 hectáreas de superficie y tiene un calado máximo de veintitrés metros; el lago de La Ercina mide ya sólo 7 hectáreas y tiene actualmente tres metros de profundidad máxima, estando sometido a un fuerte proceso de desecación.
Otros lagos pequeños o simples lagunas de estas montañas son: Las Tremonas o Tremas de Comeya, a menos de novecientos metros de altitud, debajo del Mirador de La Reina; el Bricial, ahora sólo temporal y también sometido a una fuerte desecación (está en una dolina o cuenco glaciar ya con poco material arcilloso o impermeable en su fondo) y a unos 1.130 metros de cota; la laguna Carmen, cerca del Mirado del rey, a unos 1.200 metros de altitud; la  laguna de Cebolleda, también en franco periodo de desecación y a más de 1.800 metros de cota; Jou del Agua, también temporal y casi seca todo el año, a unos 900 metros de altitud; Joulagua o de Ceña,l a casi 1.700 metros de cota; Laguellu, a 1.300 metros de altitud; Llagu de la Cuesta de Táranos, a unos 1.200 metros de elevación sobre el nivel del mar; laguna del Valle del Llagu, también casi seca todo el año y a 1.400 metros de cota; y Llagu de La Forcada, cerca del Alto de Ortiguero, y ahora casi transformado en una sima (Hoyos de Alda), a cerca de 700 metros de cota. A poco distancia de él está la Llaguna de Muñegru.
Bosques milenarios Los principales bosques de especies arbóreas de este macizo occidental son los siguientes: La Matona de Covadonga, que rodea el famoso Monte Auseva; el hayedo de Pome; La Cerezal; Vegabaño; el de la Canal de Trea; el de la Canal de Culiembro (por donde asegura el escritor Claudio Sánchez Albornoz, que escaparon los moros después de la batalla de Covadonga, para seguir por el Cares y Bulnes a la comarca de la Liébana); Entrerredondos; Valdigueru; Cranera; Monte Casaño; El Berezosu; Rubietu; Palomeru; Pelabarda o Canal Vaquera; Jaedo de Corona y valle de Corona. En este último lugar hay una ermita, cerca del pueblo de Caín, y en ella se cree que fue coronado don Pelayo después de la batalla de Covadonga. Los escritores José Ramón Lueje y Teodoro Domínguez de Valdeón, escribieron : "El Rey don Pelayo empieza en Covadonga la reconquista de España y expulsión de los moros; con la protección de la Virgen María los vence en aquellas montañas, los derrota en el valle de Caín, y en monumental batalla los dispersa en Corona, y allí, a la vista de esta victoria, recibe de sus soldados la corona de rey y el homenaje de sus vasallos, edificándose para eterna memoria el santuario de esta virgen, que para recuerdo de tal coronación recibe el nombre de Corona con que conocemos el valle y el santuario...". Muchas personas pasan ahora por este lugar, para realizar la famosa travesía de la Garganta del río Cares, pero muy pocas conocen esta curiosa historia sobre Corona.
En estos bosques tienen su hàbitat natural, por ejemplo, los corzos, jabalíes, zorros, armiños, comadrejas, garduñas, martas, tejones, nutrias, turones, visones, gatos monteses, ginetas, musarañas, topos, erizos, ardillas, lirones, conejos, murciélagos, urogallos, halcones, milanos, alimoches, águilas culebreras, aguiluchos, águilas ratoneras, azores, gavilanes, cernicalos, alcotanes, codornices, perdices, arceas, palomas torcaces, tórtolas, cucos, lechuzas, búhos, autillos, mochuelos, cárabos, vencejos, abubillas, pitos reales, pitos negros, alondras, aviones roqueros, lavanderas, mirlos, petirrojos, ruiseñores, colirrojos, zorzales, currucas, mosquiteros, papamoscas, herrerillos, carboneros, treparriscos, alcaudones, arrendajos, chovas, cuervos, grajillas, cornejas, urracas, estorninos, gorriones, pinzones, verderones, jilgueros, escribanos y trigueros, por citar a algunos mamiferos y aves. También ocasionalmente se refugian en estos bosques, los rebecos, las águilas reales, las águilas perdiceras, las águilas calzadas, los martines pescadores y los buitres leonados. Y muy rara y ocasionalmente, los osos pardos y los lobos (se diga lo que se diga). Actualmente se quiere reintroducir el quebrantahuesos. -----------------------------------------------------------------------                   Ríos y desfiladeros Los ríos que surcan este macizo del Corníón, naciendo en él por lo general, así como formando multitud de gargantas, canales, cañadas o desfiladeros, son los siguientes: Dobra, Pomperi, Pelabarda, del Osu, Junjumia, Las Mestas, Covadonga y Casaño, además del Sella y Cares que lo bordean, muy trucheros y salmoneros. Los afluentes del Sella son principalmente el Dobra, Pomperi, del Osu, Pelabarda, Bustia, Rocica, Provia, Agüera, Esprón, Lluengo, Vallejón, Zamarrón, Vareda, Truégano, Toneyo, Beyera, Carrizal, Huesal, Güeña, Calderón, Violeo, Jaedo, Las Bobias, Tabardín, Junjumia, Umandi, Reinazo o Covadonga, Las Mestas, Resecu, del Texu, de la Fuente Fría y Arganco ; y por su vertiente occidental y ya más alejados de los Picos de Europa, están entre otros el Piloña, Ponga, Viego y Candano o de Los Andamios...
Las principales gargantas o desfiladeros son en este macizo, aparte de las del Cares (que se citarán al hablar del macizo central) el de Los Beyos, el del Pontón, La Jocica, Canal Vaquera y La Canalita
Los pueblos que circundan el macizo del Cornión son: * En la comarca leonesa de Sajambre: Soto Sajambre y Oseja de Sajambre, con las aldeas de Pio, Ribota y Viernes, en tierras leonesas. Y sus majadas más famosas son Vegabaño (donde hay un refugio de montaña en medio de un espeso bosque), Dobres, Beza, LLago, La Olla, Robledo y Pandamones .
* En el concejo asturiano de Amieva: Sames y Amieva. Y sus majadas principales ( "poblos" o "invernales") : El Restañu, Afrentadoriu, Corao, Los Regatos, Texón ,La Mata, Soncabreu, El Collau, Comundi, Entrerriegas, Texoncín, Jou La Texa, Joniella, Salgareu, Los Casares, Angón, Ceremal, Les Torgues, Toneyo, Sabugo, Cuerries, Jou La Perra, El Abedul, Bellanzo, Chamazo, LLaviñeru, Dobreseca, LLano, Pandielles, Calapozu y San Vicente ("Olla de San Vicente")... * En el concejo asturiano de Onís se encuentran los pueblos de Benia y Avín, con las aldeas de Villar, Sirviella, Talavero, Pedrosu y Robledo. Y las majadas más renombradas son: Covón, Entrepeñas, Complengos, Vega de Ario (donde hay un refugio de montaña) Las Fuentes de Onís, Moandi, Vega Maor, Sobrecornova, Parres, Arnaedo, El Cabañayu, Bustaselvín, Belbín, Las Bobias, Redondiella, Soñin de Arriba, Soñín de Abajo, La Güelga, Vega Espines, Brañarredonda y Combeu. * En el concejo asturiano de Cangas de Onís están los pueblos de Soto de Cangas, Gamonedo, Demues, Corao, Mestas de Con, Llano Con y Caño, además de la ciudad de Cangas de Onís (primera capital de España) y el Real Sitio de Covadonga. Y las aldeas de Villaverde, LLenín, Coraín, Abamia (en su iglesia esta enterrado el famoso "Alemán de Corao", Roberto Frassinelli, pionero o "descubridor" de los Picos de Europa, como Guillermo Schulz, Casiano del Prado, el Conde de Saint-Saud, Pedro Pidal o José Ramón Lueje), Grazanes, Beceña, Zardón, La Riera, LLerices, Teleña, Intriago, Isongo, Labra, Tornín, Torio, Nieda, Narciandi, Sagüenzo y Los Pallares (ahora solo cabañas)... Sus principales majadas son Les Llaceries, La Trapa, Las Mestas, Orandi, Peñalba, Moferos (o Boferos), Vega Redonda (donde hay un buen refugiode montañeros), Junjumia, Julparé, Vega La Cueva, Los Redondos, Fana (otrora "palacete de caza" de los reyes) Teón, Comeya, Vega Bricial (antiguamente estas dos vegas fueron grandes lagos), Espadañal, La Tiese (cerca de ella, en Bufarrera, está el área de servicios del parque nacional, con amplios aparcamientos), Enol (con refugio de montaña), El Estellero, El Toyu, Breceña, Les Cuenyes, Casas de Buferrera, Busnuevo, Las Orbiandi, El Escobiu, La Quintana, La Raíz, Bestañar, Collado Argomal, Severín, El Toral, La Huesera (Güesera), La Llomba, Tarañadios, Río Verde, La Corona, Acebedo, Humartini (Gumartini), Cantu Los Claveles, Moroñes, Tresllué, El Pisón, Pelordaña, La Cobertoria, Pan de Colines, Uberdón, Reblengas, Piedra del Llagu, Los Acebos, La Canaleta, Sohornín, Vega del Huertu (junto al famoso "Pozu del Alemán") Vega del Paré, Vega Ceñal, El Resecu, El Tolleyu, Vega La Piedra, La Rondiella, La Ciarda, Orrial, La Vallisca, Justillagar, Gustaguerra y Prioru Altu y Prioru Baju...
También hay otros pueblos en la comarca leonesa de Valdeón y en el municipio asturiano de Cabrales, que rodean a este macizo occidental de los Picos de Europa, pero ya más apartados de la Montaña de Covadonga... Entre otras afamadas majadas de esas demarcaciones están, por ejemplo: Carbanal, Mesones, Corona, Trea, LLos, Las Dorniellas, Moñero, Aliseda, Culiembro, Ondón, Ostón, La Viña, Las Fuentes, Las Envernadas y Pregueles... Y los típicos pueblos de La Molina, Canales, Ortiguero, Poo y Arenas de Cabrales, así como Caín y Camarmeña.
La cumbre más elevada de este macizo occidental de los Picos de Europa, es la Peña Santa de Castilla, con 2.596 metros sobre el nivel del mar. Siendo otros picos de más de dos mil metros, los siguientes: Peña Santa de Enol (o Torre de Santa Maria), Torre de Enmedio, Torre del Torco, Torres de Cebolleda, Picu de Les Tres Maríes, Picu de Los Traviesos, Torre Bermeja, Picu de la Cabra Blanca, Picu de la Canal Parda, La Aguja de Enol, Torre Parda, Picu Los Estribos, Torrezuela, Picu Los Cabrones, Tiru La LLera, Los Moledizos, Torre Ciega, Picu La Garita Cimera, Picu de Los Asturianos, Picu La Robliza, Picu El Cotalbín, Peña de Cueva Blanca, Picos de Pambuches, Picu Punta del Verde, Porru La Capilla, Picu El Requexón, Picu Cuetalbo, Altos de La Canal, Punta Extremera, Picu La Jorcada, Torre de Lueje, Torres de Los Argaos, Picu La Verdelluenga, Picu Los Tres Poyones, Porru La Mazada, Picu de la Canal Vaquera, Torre de los Cabritos, Picu Cotalba, Picu Cuvicente y Picu El Camperón...
Finalmente diremos que las principales vías de acceso a este macizo son las siguientes: La carretera de Covadonga a los Lagos Enol y La Ercina (CO-4), la carretera local de los puertos del Pontón y Panderruedes al valle de Valdeón (y pueblo de Caín y Garganta del río Cares) y la carretera nacional N-625 que cruza el desfiladero del río Sella o de Los Beyos, entre Cangas de Onís y puerto del Pontón (con ramales y pistas, en Amieva y Sajambre).
En este macizo son muy afamados los quesos de Gamonedo, que fabrican los pastores en las vegas y majadas (citadas anteriormente) a la sombra de los altos picos. Y entre la flora destacan las manzanillas y el té de roca, la genciana, el enebro, la menta y la tila, que recolectan todos los años los lugareños; asi como las castañas, nueces y avellanas...
Hay que reseñar que en toda la Montaña de Covadonga (y en toda Asturias) es muy famosa la denominada Fiesta del Pastor, que se celebra el 25 de julio en la Vega de Enol y está declarada de interés turístico
.