AYER, COMO QUIEN DICE
"Un soneto me manda hacer Violante y en mi vida me he visto en tal aprieto... A no ser ahora que Caius nos apremia con colaboraciones urgentes para Covadonga52 y, además, digital. No sé si este papel, que milagrosamente anda por aquí al cabo de 60 años, me vale para salir del paso. Mis dudas tengo. Tal vez el mayor interés, si no el único, esté en reproducirlo tal cual, con esa caligrafía (es un decir) de trazo incierto que viene a ser un cardiograma de la vida que tantea y busca camino con pasos inseguros. Al fin y al cabo, el que lo escribe y lo firma el 13 de febrero de 1959 no ha cumplido 18 años. Dicho sea en propia defensa y descargo pues los pocos años, si no como eximente, piden ser valorados con fraternal indulgencia como atenuante. A cambio de vuestra benevolencia, encontraréis en estas dos páginas manuscritas el eco y el ritmo concretos, la música callada de una jornada cualquiera de tantos miles de jornadas que vivimos juntos. Fueron escritas, si el recuerdo no me falla, para el Día del Seminario y en algún papal se publicaron (no sin ponerme algunas trabas, por ejemplo que cambiara "Profidén" por pasta de dientes o dentífrico... Por supuesto que no se cambió). Como (casi) todos erais estudiantes diligentes y entusiastas, es obvio que "la modorra horizontal de cada clase" no va con vosotros.
. A pesar de la buena voluntad de nuestro meritorio editor, el texto reducido resulta prácticamente ilegible. Como siempre puede haber algún lector curioso, se ofrece aquí la transcripción literal que respeta incluso el uso arbitrario, un tanto caprichoso, de las mayúsculas y de la puntuación. No se pierda de vista que este papel, firmado en febrero de 1959, debe de ser lo más aproximado a lo que Olávarri (qepd) y Enrique (que Dios guarde muchos años) llamaban “palimpsesto”.
Hacimiento de Gracias
-Gracias, Señor, por tu Buenos días en el timbrazo frío de las siete
Gracias, Señor, por el agua traviesa y despertadora, gracias por el Profidén, que me da el sabor amable de sentir la boca nueva –como para hablarte
Gracias, Señor, por encontrarte Concreto y denso en la Capilla
Gracias por Ti, Señor, por tu calor valiente y Animante que me da sangre y fuego para caer y levantarme
Gracias, Señor, por la modorra horizontal de cada clase – Gracias también por el primer tropiezo –
Gracias, Señor, por los garbanzos fuertes y el pan reciente que suena a madre
Gracias, Señor, por el Recreo, por el balón pimpante, por oírte jovial en las voces libres de todos
Gracias, por el valor para bajar a clase
----
Gracias, Señor, por las dificultades ásperas que agilizan el Alma
Gracias por mis inquietudes verticales –y por las oblicuas
Gracias, Señor, por las tentaciones que dan vigor a mi renuncia
Gracias, Señor, por las horas, tensas de silencio, en que puedo dibujarte a mis anchas
Gracias por la noche que llega mansa sosegando preocupaciones
Gracias, Señor, por encontrar al final mi cuerpo repleto de cansancio – Gracias por la cama mullida de descanso, y el pijama a Rayas
Gracias, Señor, porque eres Bueno
JRANieda  -13 -2 -59